Historias Marineras

Moraira – Isla Grosa – Ibiza…300 millas con tres tripulantes (23/01/09).

Antonio, el patrón, ya me había comentado sobre la regata; me dijo que era la más dura del Mediterráneo, no solamente por la fecha y el frió, sino porque al ser a tres los tripulantes tienen que rendir al máximo. Preparó turnos de dos horas, es decir, el que subía de descansar en la litera tomaba el timón, el caña pasaba a la bañera para trimar velas y atender al timonel y el que había estado en bañera pasaba a descansar a litera.

Los dos que estaban en cubierta  siempre con el arnés puesto y enganchados a la línea de vida.

P3220297.JPG

La regata comenzó el miércoles a las 12 de la mañana con un sol espléndido y 12 nudos de poniente. La boya de desmarque la pasamos en el puesto 11 y sin prisas, púes quedaban muchas millas por delante. Hacia las dos de la tarde empezó a encalmarse el viento llegando a estar completamente parados a la altura de Villajollosa. El patrón tenía dos estrategias; poner rumbo a mar o seguir por la costa perdiendo el rumbo directo. Nosotros pusimos rumbo a mar. A pesar de haber adelantado cinco puestos antes de tomar ésta decisión, la estrategia nos falló y todos los barcos pequeños por la costa nos adelantaron. Pasábamos el control de Isla Grosa en la posición nueve pero con tres horas de retraso respecto al primero, hora 23,30.

A cuatro millas de  Isla Grosa, Antonio se fue abajo y a mí me puso al timón; poco a poco empezó a levantarse mar y el viento a soplar con fuerza del SW, entrando por la aleta de babor y la mar por la aleta de estribor; el timón empezaba a tirar con fuerza y no había pasado una hora cuando TRASLUCHÉ, lo peor que le puede ocurrir a un caña en un momento así. Antonio subió de abajo como un cohete y soluciono el problema, menos mal que no rompí nada , pero podía haber sido fatal.

P3200070.JPG

Seguimos navegando y hacia las dos del medio día del jueves; yo tenía el estómago machacado, Jorge se había pegado un golpe contra la mesa de cartas, el mar de aleta fuerza 7 y con una demora de 30 millas a Formentera y 30 millas a Dénia y el puesto numero 11, según un SMS recibido por Antonio, decidimos abandonar la regata y poner rumbo a Dénia.

La vuelta de película, fuerza 8, fuerte marejada,  la mar completamente blanca, rachas de 37 a 40 kts y en rabiosa ceñida .

Llegamos a Dénia a las 8 de la tarde sanos y salvos y lloviendo.

Si en lugar de ir en el SELENE el grumete Manolo, hubiera ido un tripulante con experiencia , seguro que Antonio no hubiera abandonado.

Un saludo : Manolo Trueba.

 

P3070009.JPG

Manolo… Gran Marino

La ruta:  http://www.atposition.com/moraira/

Comments (1)

  1. Ramón Z. - Responder

    10 Marzo, 2009 at 9:04 pm

    Heei Manolo!!
    No se si te acordarás de mi.
    Navegué contigo en un curso en Denia con Carlos hace unos meses.
    Desde luego tío … contigo la aventura está garantizada.
    Eres un campeón.
    Un abrazo.

    Ramón Z.

Add a Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.