Hombre al agua (la detención inmediata – “Quick-Stop”)

1. Gritar “hombre al agua” y designar a un miembro del equipo para vigilar y señalar la posición de la víctima en el agua. El observador no debe quitar sus ojos de la víctima.

2. Proporcionar flotación inmediata. Lanzar los objetos flotantes (salvavidas circulares, defensas, colchonetas,…)
Estos objetos pueden no solamente ayudar a la víctima sino que además “ensucian el agua” marcando la posición de la caída y ayuda al observador en su localización.

3. Poner el barco proa al viento.

4. Permitir que la vela de proa acuartelada frene, y que gire lentamente el barco.

5. Conservar la vela de proa acuartelada hasta que el viento esté por detrás de la amura.

6. Dirigir el barco por la aleta dos o tres esloras y luego vire para ponerse de popa al viento.

7. Bajar o enrollar la vela de proa mientras se mantiene la mayor centrada.

8. Mantener el curso viento en popa hasta que la víctima esté al través.

9. Trasluchar (virada en redondo).

10. Acercarse a la víctima en un curso de aproximadamente 45 grados a 60 grados con respecto al viento.

11. Establecer el contacto con la víctima con la línea del aro u otro dispositivo.

12. Efectuar la recuperación sobre el lado de barlovento.


Quick Stop

Quick Stop

 

 

Quickstop con Spinnaker

El mismo procedimiento se utiliza para el spinnaker.

Mientras esta el barco proa al viento (aproado) y el mástil facilita la arriada, se suelta la driza del spinnaker y la vela se acomoda en la cubierta. La virada se continúa a través de la trasluchada y la fase del acercamiento comienza.

Quickstop usando el motor

El uso del motor no es imprescindible, aunque es recomendable tenerlo funcionando en neutral, durante el quickstop en caso de que se necesite en el acercamiento final. ¡Importante primero para saber si hay cabos que se arrastran!.

Pocos tripulantes

Cuando hay solamente dos personas que navegan juntas y ocurre un accidente de hombre-al agua, el miembro restante del equipo puede tener dificultades en la manipulación de la recuperación en solitario. Si la víctima está lesionada, subirlo a bordo puede ser casi imposible. En Quick-Stop el método es simple de efectuar por un tripulante, con solamente una alteración al procedimiento: el del aro salvavidas (esta unido al barco por una longitud de la línea de flotación tres o cuatro veces la eslora del barco).

Cuando se cae un miembro del equipo al agua el panorama debe seguir de la forma siguiente:

1. Se lanza salvavidas (o algo que flote) mientras que el barco se aproa. INMEDIATAMENTE, se frena y se para.

2. El aro salvavidas se alejará por popa y arrastrará consigo el cabo que lo une al barco.

3. Una vez que esté desplegado, el barco se navega en un círculo ancho alrededor de la víctima arrastrando el cabo y el aro. La vela de proa acuartelada mejora el radio de giro.

4. El contacto es establecido cuando la línea y el aro son arrastradas hacia la víctima por el movimiento circular de la embarcación. La víctima coloca el aro sobre su cabeza y debajo de sus brazos.

5. Cuando ocurre el contacto, el barco es puesto aproado otra vez, la vela de proa se deja caer a la cubierta o se enrolla y la Mayor igual.

6. Mientras que el barco deriva lentamente, la tripulación comienza a tirar del cabo del aro para llevar la víctima hacia el barco. En caso de necesidad, un molinete del cockpit se puede utilizar para asistir a esta fase, que debe continuar hasta que la víctima está al costado y levantado hasta que el aro lo sostenga firmemente (de modo que la víctima no se pueda deslizar).

 

Quick Stop (pocos tripulantes)

Quick Stop (pocos tripulantes)

 

 

Aparejo de izar

1. Con la línea flotante del aro, levantar la víctima al costado, para tener la víctima cabeza y hombros fuera del agua, preferentemente del lado de barlovento, de través a aleta, donde hayan molinetes y cornamusas disponibles.

2. Usar una driza principal y para levantar hasta 3 m sobre la cubierta o hasta que la víctima pase sobre los guarda-mancebos (se puede utilizar un polipasto).

Con una vela

Esta es una alternativa al aparejo de izar.

La vela es atada a la borda (por dos puños) y su extremo libre a una driza extendida.
La víctima es maniobrada y arrastrada hasta dentro del triángulo y luego rola dentro de cubierta izando la driza.

 

Usando una vela.

Usando una vela.

 

 

La hipotermia luego del shock se minimiza con este método que mantiene a la victima esencialmente horizontal.

 

Recoger al naufrago.

Recoger al naufrago.

 

carlosaguado@velasyviento.com