Aquí comienza todo…

Quienes no se arriesgan jamás: quienes sólo se

embarcan con buen viento;

Quienes se ponen al pairo ante la proximidad de

tierra, aunque les falte todavía

Un día de navegación; y quienes posponen incluso las

labores más urgentes hasta poderlas

Realizar en condiciones fáciles y seguras son, sin

duda, individuos extremadamente prudentes.

Pero no se parecen en absoluto a las personas que van

a navegar en esta aventura, cuyos nombres no

Olvidaré mientras que tenga el deseo por navegar.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.