Las 3 «V» de estas vacaciones «Veranos Velas y Viento»

Nunca has navegado? Sin duda, esta es tu oportunidad. 

Puerto base: Denia –> la ruta más cercana a Ibiza y Formentera.

Alquiler de veleros: IBIZA este verano desde 2250€

Es sencillo, si tienes la titulación requerida, alquila un velero y recorre las islas  (Ibiza y Formentera) por sus aguas desde 2250 € la semana.

Nunca has navegado?
Entonces, será todo una experiencia, sin duda, de las mejores. Cuidamos de ti, de la embarcación y navegaremos haciendo un recorrido por los espectaculares rincones de las islas, pudiendo pasar la noche en muchos de ellos.

Todo en uno, alojamiento y desplazamiento a las islas cubierto, mejor que unas vacaciones convencionales.

Presupuestos personalizados, que se adaptan a tus necesidades.

  • Cuando te quieres embarcar? .
  • Cuantas personas sois?.
  • Que os gustaría hacer y/o conocer?.

Contestando estas tres preguntas, podemos encontrar las mejores embarcaciones y confeccionar una ruta que cumpla tus expectativas.

Llevamos navegando 15 años en estas maravillosas islas y conocemos algún que otro rincón que seguro te fascinara.

En Velas y Viento encontraras una flota de calidad seleccionada y comprobada personalmente por nosotros. (Embarcaciones hasta 12 pasajeros! comparte gastos). Deja que el tiempo se detenga por unos días y disfruta de lugares de ensueño.

Puerto base: Denia (la ruta más cercana a Ibiza y Formentera).

  

INFORMACIÓN

[contact-form-7 404 "Not Found"]

We enjoy of free time! Disfruta tu tiempo.

Navegamos todo el año. 
Salidas desde Denia. Saca partido a la Costa Blanca.
Denia, Javea, Calpe, Moraira, … tu eliges, cambia el rumbo de tus vacaciones habituales!.

Navigation available year round. Why? Because in Costa Blanca we have favorable navigation conditions throughout the year.
Meeting point: Denia.
Denai, Javea, Calpe, Moraira,…you choose, change the course of your holidays!

Navega 1/2 día (4 horas)
Velero: de 10 a 15 metros
Capacidad: 7 personas
Incluido: barco, monitor, iva, seguros y limpieza.
Salidas Enero a mayo y oct a dic: 350 €
Salidas junio-julio-agosto-sept: 450 €
Veleros de más de 15 metros o alta gama (capacidad 9 + patrón): 550 €
Navega 1 día. (8 horas)
Velero: de 10 a 15 metros.
Capacidad: 7 personas
Incluido: barco, monitor, iva, seguro y limpieza
Salidas Enero a mayo y octubre a diciembre: 550 €
Salidas junio-julio-agosto-sept: 700 €
Veleros de más de 15 metros o alta gama (capacidad 9 + patrón): 750 €

Cursos de vela
Veleros: de 10 a 15 metros.
Duración: 16 horas en 2 días.
Incluido: monitor, noche a bordo, iva, seguros y limpieza.
Precio: 235 € por persona. Máximo 6 alumnos.

Half day sail (4 hours)
Sailboat: over 12 meters.
Capacity: 7 people.
Include: boat, skipper, taxes, insurance, cleaning.
Price (From Jan to may and Oct to dec): 350 €
Price (June-July-August-Sept): 450 €
Boats from 15m(9 people + skipper): 550 €

One day sailing (8 hours)
Sailboat: over 12 meters.
Capacity: 7 people.
Include: boat, skipper, taxes, insurance, cleaning.
Price (From Jan to may and Oct to dec): 550 €
Price (June-July-August-Sept): 700 €
Boats from 15m(9 people + skipper): 750 €

Learn how to sail
Sailboat: from 12 to 15 m.
Duration: 16 hours in 2 days.
Include: skipper, overnight on board, taxes, insurance, cleaning.
Price: 235 €/p.p. 6 people maximum.

Un plan especial para disfrutar del mar en familia, desde los más pequeños hasta los entrañables abuelos. 
Quieres navegar todo el fin de semana? los 4 días completos de semana santa? Pregunta por todas las posibilidades. 

A special plan to enjoy the sea for all family: children, adults and grandparents.
Do you want sailing for the hole weekend? maybe for the whole 4 days? Just ask for all the possibilities! 

 

INFORMACIÓN:

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Mi mar inmenso

 

 

 

 

 

Mar inmenso, mar grande,
cuanto aporta a mi existencia tu presencia,
cuan grande es tu azul vestido de señora amorosa.

No existe verso ni prosa que describa tu grandeza,
eres como el universo de las cosas,
cuna incansable de la vida hermosa.

Mar, trasmite a mi alma tu energía,
la libertad es tu tesoro, ese que siente el marino cuando mira tu horizonte,
ese que escondes en tus misteriosas fosas.

Mar inmenso, mar grande,
el buen navegante no te teme
mas te venera y respeta como al mas grande de los dioses.

Eres mi aliado inseparable, mi guardián ,mi consejero,
tus brisas y tus olas limpian mi mente y aportan luz a mi existencia.
Sólo la música toca tu más profunda esencia.
Tu misterio , tu armonía y tu simpleza.
Es tu aliado el viento para llevar al buen marino,
eres la cuna de dicha para aquel que te venera,
tus olas  muestran la braveza de tu espíritu.

Eres mi amigo inseparable,
flota contigo la madre que cuida mi alma
y en tu lecho aquel que me protege y venero.

Oh mar grande y misterioso
jamás quites de mi alma la magia que me asiste para entrar en tus aguas,
la fuerza que a mi espíritu das para enfrentar mi peregrinar por esta vida.

Hoy doy gracias mi mar por ser tu compañero.
Aquel que no te teme y te respeta.
Aquel que te conoce y te venera.
Ese que mira a tu horizonte
ese que sabe lo que escondes.

Cuida siempre de mi y mis aliados
y yo siempre diré
ese es mi marel más inmenso el más grande.

Enrique del Valle Iglesias

Apuntes de vela: Rumbos de viento

UN CATAVIENTOS EN UN OBENQUE ES LA MEJOR FORMA DE SABER DE DONDE VIENE EL VIENTO.  BUENO, BONITO Y BARATO Y…. SI ENCUENTRA ALGO MEJOR COMPRELO

Ceñida: se dice que un barco «ciñe» cuando su rumbo forma el menor ángulo posible con la dirección del viento.

Través: un barco navega «de través» cuando recibe el viento aproximadamente por el través, es decir, formando un ángulo de unos 090º con su eje longitudinal.

Largo: se dice que un barco navega a un «largo» cuando recibe el viento por la aleta (120º con su eje longitudinal).

Popa: un barco navega con el viento «en popa» o de «empopada», cuando recibe el viento aproximadamente por la popa (180º con su eje longitudinal).

Para cada rumbo deberemos colocar las velas y los pesos de una tripulación de forma distinta para aprovechar el viento y optimizar la velocidad del barco. En ceñida las velas irán cazadas al máximo y en popa abiertas todo lo que podamos. Más adelante entraremos a explicar estas peculiaridades.

Amurado a estribor: recibir el viento por la banda de Estribor.

Amurado a babor: recibir el viento por la banda de Babor.

Bordada: camino recorrido por una embarcación ciñendo, mientras no cambie de amura, es decir, mientras no «vire».

Orzar: disminuir el ángulo que forma el rumbo del barco con la dirección del viento.

Arribar: aumentar el ángulo que forma el rumbo del barco con la dirección del viento

Virar: cambiar de rumbo de modo que el viento que antes se recibía por una banda, después de virar se reciba por la otra, es decir, pasar de «amurado a estribor» a «amurado a babor» o viceversa.

Barlovento: parte de donde viene el viento.

Sotavento: parte opuesta a aquella de donde viene el viento.

 

navega@velasyviento.com


Cursos abril y mayo

  • ® Curso de vela 20-21 abril: 6 plazas.  
  • ® Curso de mantenimiento 26-28 abril: limitado a 12 plazas.   
  • ® Curso técnico de Spinnaker 18-19 mayo: limitado a 6 pax. completo
  • ® Curso de vela 18-19 mayo: 6 plazas. completo

Puedes visitar todos nuestros programas aquí así como ver la programación contínua en nuestro calendario. Encuentra tu momento!. 

INFORMACIÓN

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Apuntes de vela: Primera toma de contacto.

En el momento en el que subimos a un barco y conocemos al capitán nuestra percepción sensorial se ve alterada por su presencia.  Suele ser un tío bastante cascarrabias (importante no olvidar su denominación de origen) que parece estar un poco loco…vamos, que nos preguntamos… ¿y este es el que nos va a llevar? (pregunta que se debe hacer toda tripulación con un capitán que merezca la pena).

Una vez embarcadosel buen capitán comienza a decirnos y explicarnos todas las partes del barco, para que sirve cada una, lo que podemos tocar y lo que no, lo que jamás se nos ocurra tocar y sobre todo lo que como toques la has liado parda.

Nuestro cerebro entonces, que creemos está bien amueblado, seguro mejor que el del capitán, empieza a recibir información hasta que a los cinco minutos se bloquea y deja de escuchar (no porque queramos, es un proceso inconsciente)  y ponenmos el piloto automático asintiendo a todo lo que dice. En ese momento, nos quedamos mirando al mar que por suerte siempre nos da la tranquilidad que nos hace falta hasta que el capitán termina su charla todo orgulloso.

En un mundo donde cada cosa tienes su nombre, aunque parezca que estamos ante un simple tornillo… que lo es, tiene su función. El vocabulario náutico es tan extenso no por capricho sino por necesidad,  porque cada parte del barco tiene una función, y no podemos decir: mira como esta el cable del palo de la derecha, porque primero tendríamos que saber a que derecha se refiere (si mirando hacia proa o popa) y luego, a cual de todos los cables se refiere.

Cada situación se acentúa ante el hecho de estar en un medio hostil para el hombre como es el mar, en el cual debemos que estar siempre alerta y fallar lo menos posible, los errores en el mar… siempre pasan factura.

Tenemos que tener muy claro donde está la proa, popa, estribor y babor y todas las partes y funciones de los elementos que componen un barco.

Aqui comienza nuestra aventura en el arte de navegar.  

 

¿Como se aprovecha el viento para navegar ?

El aparejo constituye el equipo impulsor de las embarcaciones de vela y está constituido por diversos elementos:

  1. Arboladura.
  2. Velas.
  3. Jarcia
  4. Herrajes y cabullería. 

 1. Arboladura

Conjunto de palos y perchas de un barco que sirven para sujetar, colocar y orientar debidamente las velas.

Palos: cada uno de los mástiles, colocados verticalmente en el plano longitudinal de una embarcación. Sirven para sostener las perchas (picos, botavaras, tangones, etc.) utilizadas para largar las velas.

Palo mayor: el de mayor altura o principal de una embarcación.

Crucetas: piezas de madera o metal que se colocan horizontalmente a babor y estribor de los palos y a cierta altura. Su función es dar mayor resistencia al palo, oponiéndose a su flexión y transmitiendo el esfuerzo a los obenques.

Botavara: percha colocada en posición aproximadamente horizontal, que va unida por un extremo (coz), sobre el cual gira, a la cara posterior del palo de una embarcación. En ella se enverga o engancha el borde inferior de una vela (pujamen), cuyo borde de proa (grátil) va, a su vez, unido al palo.

Mediante un cabo unido a la botavara (escota), puede esta moverse y orientar así la vela.

Tangón: percha que se engancha al palo por su cara de proa y que sirve para amurar un foque o una vela de proa.

2. Velas: Partes de la vela

Baluma: lado de popa en una vela triangular.

Pujamen: parte o lado inferior de una vela.

Grátil: lado de la vela por la que esta une al palo, a una percha, al estay, etc. Suele ser su lado de proa.

Puños: ángulos o picos de las velas, donde se hacen firmes las escotas, drizas, etc.

Puño de driza o de pena: el más alto de las velas triangulares. A este puño se afirma la driza, por lo que se llama también «puño de driza».

Puño de amura: el más bajo y de proa en las velas triangulares.

Puño de escota: el puño al que va sujeta la escota, de forma directa o indirecta.

Rizo: trozo de cabo utilizado en la maniobra de tomar rizos (disminuir la superficie de las velas).

Será por velas… 

3. Jarcia

Constituida por todos los cabos y cables que forman parte del aparejo de una embarcación y que sirven para sujetar, sostener o mover las piezas de la arboladura (palos, botavaras, picos, etc.) o directamente las velas. Se distingue entre jarcia firme y jarcia de labor.

Jarcia firme: la componen los cabos o cables siempre fijos que, sirven para sujetar o sostener fundamentalmente los palos.

Obenques: cabos o cables que sostienen lateralmente los palos pasando, cuando existen, las crucetas.

Estays: cabos o cables que sujetan longitudinalmente los palos hacia proa o hacia popa. El estay, propiamente dicho, es el de proa. El de popa es el backstay.

Jarcia de labor: está compuesta por cabos o cables movibles que se utilizan para izar, orientar o arriar el aparejo.

Drizas: cabos utilizados para izar las velas, así como banderas, gallardetes, etc.

Escotas: cabos utilizados para cazar y orientar las velas.

Braza: cabo firme al extremo del tangón que, sirve para moverlo horizontalmente alrededor del palo.

Amantillo: cabo que, tirando hacia arriba, mantiene horizontal o con la inclinación que se desee, botavaras, tangones u otras perchas.

Contra: cabo o aparejo utilizado para tirar de la botavara hacia abajo e impedir que se incline hacia arriba, ayudando así a dar a la vela la forma apropiada. Normalmente, se hace firme al palo.

navega@velasyviento.com

Nos vamos al Caribe?

CHARTER NAUTICO POR EL CARIBE Y CANARIAS… EN CATAMARÁN

Fountaine Pajot Salina 48

Un amplio catamarán con un extenso catálogo de accesorios, alto confort y acabados de primera clase. El exterior dispone de varias áreas bien diferenciadas para disfrutar tomando el sol, almorzar o simplemente relajarse.

Lanzamos esta nueva iniciativa de navegación en el Caribe, Lanzarote y Fuerteventura porque….

EL DESTINO, LO ELIJES TU. 

Estos son algunos de los itinerarios que te proponemos:

  • 7 días Martinica-Guadalupe
  • 7, 10 o 14 días Martinica-Las Granadinas
  • 7 o 10 días Lanzarote-Fuerteventura

Pincha aquí para ver la info completa del plan de navegación: NAVEGA EN EL CARIBE

INFORMACIÓN:

[contact-form-7 404 "Not Found"]

 

¿Cómo proteger tu embarcación frente a tormentas eléctricas?

En esta ocasión, queremos haceros partícipes de una de nuestras inquietudes a la hora de hacernos a la mar.

¿Que pasa si nos encontramos con una tormenta eléctrica? Qué hacemos? 

Para resolver nuestras dudas y aclarar qué hacer en esta situación, hemos contactado con nuestros amigos de Ara Tecnología Náutica, S.L., expertos en esta materia y no han dudado en poner su conocimiento al alcance de todos nosotros. A continuación os exponemos su artículo. 

Si tenéis alguna duda, animaos a preguntar al hilo de este artículo, bien a través de este espacio o a ellos directamente, cuantas menos dudas tengamos al salir a navegar, mayor será la seguridad y por tanto el disfrute de nuestra travesía. 

Rayos y tormentas, parte 1: 

Por todos es sabido que las tormentas, muchas veces, son difíciles de predecir. Y algunas de ellas vienen acompañadas de aparato eléctrico.

¿Qué es un rayo?

Un rayo es una descarga eléctrica súbita. Para que pueda producirse, tiene que existir una diferencia de potencial entre dos zonas.

Las nubes, debido a la fricción con los gases de la atmósfera, tienden a acumular carga eléctrica. Cuando esta carga supera la capacidad dieléctrica del aire de contenerla, se libera parcialmente en forma de descarga atmosférica.
Si lo hace entre nubes con diferente carga podemos ver los relámpagos.
Cuando no tiene otro camino, la única forma de liberarla es hacia la superficie de la Tierra a través de los rayos.

¿Y dónde impactará entonces?

 

                                                                                   LINEAS DE CAMPO ELÉCTRICO

Imaginemos una zona «de sombra» debajo de la nube. En esta zona, el rayo buscará cualquier punto que rompa con la geometría del plano de la Tierra. 
Así, si nos encontramos en esa zona de sombra, en la inmensidad del mar y la homogeneidad de su superficie, nuestra embarcación se convierte en un punto atractivo para la descarga. Lo mismo ocurre con los árboles en las praderas o las cimas de las montañas.
Quizás la probabilidad no es muy elevada, sin embargo, el peligro existe, y en caso de que “nos toque”, es mejor estar protegidos.

¿Cómo podemos protegernos?

La única protección viable si el rayo “decide” alcanzarnos, es, primero “captar” esta descarga, para luego conducirla de manera eficaz y controlada.
En caso contrario, podría impactar directamente en algún punto diferente del mástil, como los obenques, llegando a partirlos. De cualquier modo, una gran cantidad de energía cruzará la embarcación abriéndose camino a través de materiales no diseñados para conducir la corriente, y provocando grietas, agujeros, quemaduras o incendios.
Por otro lado, entre distintas partes metálicas de la embarcación aparecerán unas sobretensiones –durante el tiempo que dura la descarga– que pueden resultar mortales para nosotros si nos encontramos en contacto con ellas.

Para minimizar los riesgos personales y prevenir la aparición de daños materiales, ARA Tecnología Náutica aconseja la instalación de un sistema diseñado a medida de las necesidades de la embarcación, similar al que se realiza en las estructuras en tierra.
Un peligro no tan visible es la posible destrucción de los equipos de navegación y gobierno de nuestro barco. A este peligro estamos sometidos tanto si un rayo nos alcanza como si impacta en las inmediaciones.

En efecto, la caída de un rayo genera una onda que viaja por el aire en forma de pulso electromagnético. Esta onda, al encontrarse con cualquier tipo de espira conductora –como por ejemplo el cableado de la embarcación– se acopla por el fenómeno de inducción, generando una sobretensión en nuestros sistemas.

Por este motivo, pueden producirse averías, incendios o fallos en nuestra red eléctrica y en los equipos conectados a ella.

La solución propuesta en este caso pasa por –tras los correspondientes cálculos y simulaciones en función de la instalación del barco– distribuir adecuados supresores de sobretensiones repartidos estratégicamente en diferentes puntos.
Un proyecto realizado a medida nos protegerá de los daños que se podrían derivar de las tormentas eléctricas, asegurando la integridad de la embarcación y la de sus ocupantes

Algunas recomendaciones.

Tanto si se cuenta con las protecciones adecuadas como si no, deberíamos cumplir al menos dos recomendaciones básicas y muy sencillas:

  1. Permanecer en el interior y lo más alejados de las partes metálicas, incluida la instalación eléctrica.
  2. Desconectar –físicamente– la alimentación de los equipos que no sean indispensables para la navegación y así minimizar los riesgos de ser dañados por sobretensiones acopladas.

Algunas soluciones, como enrollar la cadena al “palo” o conectar un cable a la base del mástil para dejar su otro extremo en contacto con el agua, son popularmente conocidas e incluso pueden parecer la opción más acertada.
No obstante, desde nuestra experiencia, afirmamos que estos métodos comprometen la seguridad de la embarcación y sus ocupantes.

Pese a que el estudio de estas soluciones no es objeto de este artículo –esto lo podemos dejar otra publicación– resumimos brevemente algunas situaciones que podrían ocurrir:

–       el cable o la cadena podrían fundirse por el paso de una corriente tan elevada. Se generaría un arco eléctrico de elevada temperatura, que provocaría incendios y desperfectos en la embarcación.
–       el rayo podría escoger un camino distinto a la cadena o al cable, provocando daños estructurales a su paso.
–       el conductor, nuestra cadena o cable, al paso de la corriente del rayo se ve sometido a grandes esfuerzos dinámicos. Al no estar correctamente fijado a ningún sitio, se podría comportar como un látigo metálico y generar graves daños estructurales o personales.

Desde nuestra experiencia, podemos afirmar que no existe ninguna solución de fortuna a la hora de enfrentarse con un rayo, que nos garantice que vamos a salir bien parados. Hay demasiadas variables a tener en cuenta y la “suerte” es una de ellas.
En todo caso, si no tenemos medio de protección y nos encontramos en medio de una tormenta eléctrica, la decisión más coherente pasa por alejarse del núcleo de la tormenta, gobernar desde el interior en caso de ser posible, seguir las dos pautas que hemos recomendado un poco más arriba, y esperar que, en caso de ser alcanzados, ocurran los menores desperfectos posibles.

La peor decisión que podríamos tomar sería la de ponernos a montar un sistema de protección “in-situ”, ya que el rayo no avisa, y esos pocos minutos que tardamos en montar nuestro “invento”, son más que suficientes para que nosotros mismos hagamos de conductor, lo que nos podría lanzar al agua y/o provocar graves lesiones –como quemaduras internas o externas- o incluso la muerte.

 

Pensad que la descarga dura unas centésimas de segundo, con lo que no nos daría tiempo ni a darnos cuenta.

La mayoría de las veces actuar con cabeza, serenidad y analizando la situación con la calma que se merece, es la mejor de las protecciones.
Y no despedirnos sin recordar un buen dicho marinero;

“Más vale estar en puerto queriendo estar en mar, que en mar queriendo estar en puerto.”  

Enrique Falagán/ Justo Sánchez
Ara Tecnología Náutica, S.L.
Tel. (+34) 665 84 22 42/(+34) 622 09 31 42
www.aratecnologia.com
info@aratecnologia.com

Recuerda, en este tipo de materias, no te quedes con ninguna duda antes de hacerte a la mar. Tienes la oportunidad, pregunta cuanto necesites. 

navega@velasyviento.com

¿Es tan difícil caerse al agua navegando?

Hace unos días el regatista español “Bubi” Sanso tuvo un accidente donde su velero volcó, con la mala suerte de caerse primero al mar.

Si esto le pasa a uno de los mejores regatistas de nuestro país, nos puede pasar a todos.

Es muy fácil opinar sentado desde nuestro confortable sillón de casa, de las cosas que pasan y casualmente, a la gente que navega.

Pero la pregunta es, ¿como se podríamos evitar este tipo de sucesos o al menos tomar las precauciones necesarias para que no ocurran?.

En un momento donde navegas confiado y sin prestar extrema precaución a detalles como llevar un arnés de seguridad, una serie de acontecimiento desafortunados e improbables, pueden suponer lo que esperemos sea siempre, un buen susto en el mar.

Muchas veces, en los cursos cuando hacemos maniobras de hombre al agua, los alumnos discuten si es mejor la capa o la maniobra de boutakow o …., si es mejor hacer un ocho o meter motor directamente y olvidarse de las velas… Si nos preguntamos, cual es la mejor maniobra para nosotros, nuestra respuesta sería la siguiente en la que pones todos los medios para no caerte. Ir siempre agarrado al barco, llevar un arnés de seguridad, un chaleco salvavidas con arnés, una buena línea de vida, diferentes herrajes e incluso si la cosa se complica y mas si navegamos solos, medidas como una radio baliza personal, una luz de destellos estanca o tirar un cabo largo de arrastre, aunque puedan parecer excesivas, nunca está de más extremar la precaución”.

Este verano, navegando en las aguas de las islas cycladas en una de nuestras salidas “Grecia 2012” vivimos una historia parecida a la sucedida en la Vendee Globe.

Conocimos a un navegante griego en la isla de Kea que nos ayudo en el amarre de la marina. Charlamos un rato con el, nos preguntaba de donde veníamos, como estaba el mar, que tal la travesía,.. el llevaba dos días en puerto por el viento y oleaje. Le contamos nuestra ruta de esa semana y nos comento que habíamos escogido la mejor y más segura de las opciones.

En las islas cycladas en verano las condiciones de navegación pueden ser complicadas por un viento muy conocido, el famoso y temido meltemi (viento seco del norte que alcanza fácilmente los 40-50 kts  y puede soplar 24 horas durante una semana. El oleaje que hace es muy cambiante con olas de 4 a 8 metros.).

Después de un rato nuestra guía y traductora Kleopatra hablo con este vecino de amarre que le veíamos muy serio y un poco apagado.

La razón de su estado, tal y como nos contó Kleopatra era que un compañero suyo, un patrón griego con mas de 25 años de experiencia se cayo al mar entre las islas Tinos y Andros (oeste de las islas cicladas) debido al oleaje formado y perdió la vida debido a la incapacidad de la tripulación de controlar el barco y volver a por el.

No son consejos, ni recomendaciones solo una opinión  de la cual esperamos que cada un@ saque su conclusión, su decisión.

Para nosotros dominar el mar es imposible pero unirte a el, sentirlo, vivirlo, es toda una experiencia que merece la pena descubrir.