1- Navegando a vela entra una racha fuerte o muy fuerte, no esperada, tal vez asociada a un cambio repentino del tiempo (lo típico… el viento roló), o una línea de inestabilidad. El barco se descontrola y comienza a orzar bruscamente.

¿Qué hacemos?

A – Agarramos nuestra cerveza y damos el último sorbo.

B – Nos encomendamos a Neptuno.

C – No pasa nada, tenemos un capitán experto…¿¿ y el capitán??.

D – Lascamos las escotas de las vela, si esta izado un spinnaker o gennaker, la primera. A continuación decidimos si tenemos que reducir trapo, buscar algún refugio o al capitán.