Travesía Denia – FORMENTERA (Diciembre 2014)

Fecha: Del 5 al 8 de diciembre
Punto de encuentro: Puerto de Denia
Embarque: Viernes 5 de diciembre a partir de las 19:00h.
Desembarque: Lunes 8 de diciembre a partir de las 17:00h.
Precio: 250 € / plaza
Incluido: Barco, instructor, seguros, IVA, plaza en cabina doble.
No Incluido: Gasoil, avituallamiento, puertos o cualquier concepto no especificado.

Sábado 6

Salida en flota rumbo directo a Formentera a las 9:00h realizando una travesía de 60 millas. Noche en el puerto, tiempo libre y cena en grupo.

Domingo 7

Vuelta a vela a la isla con regreso al punto de partida. Noche libre. Rumbo a Denia

Entrenamiento equipo de regatas

Apúntate a los entrenamientos del equipo de regatas de Velas y Viento. Este es el tercer año de este proyecto que nació con el ánimo de fomentar la vela.

100% didáctico 100% practico. 

Por este motivo y debido al gran resultado obtenido por los dos equipos ya creados, queremos ampliar los equipos para formar así nuevos navegantes con el animo de competir entre nosotros mientras disfrutamos aprendiendo a navegar a vela.

A partir del mes de octubre comenzaremos con el programa que supone una salida programada cada mes para entrar de lleno en el apasionante mundo de las regatas amateur.

La salidas están orientados a ejercicios específicos como son las  salidas, toma de balizas, uso de spinnaker, penalizaciones, estrategias y tácticas,  … , pero tampoco olvidaremos el seguir practicando y perfeccionando en el trimado de las distintas velas, maniobras, roles a bordo por el que todos los tripulantes irán pasando asumiendo así las distintas responsabilidades y por supuesto, uniendo toda esta práctica, el trabajo en equipo bien hecho.

Cada dos salidas, y siempre que cada equipo esté preparado,  intentaremos participar en una regata de club o en una regata versión match race entre los distintos equipos formados.

Calendario de entrenamientos:

  • 18-20 octubre
  • 22-24 noviembre
  • 13-15 diciembre

Precio entrenamiento: 190 €
*Incluido: barco, instructor, pernocta a bordo de la embarcación.

Embarque: Viernes en Denia, a partir de las 18:00h.
Desembarque: Domingo a las 15:00h.

¿Cómo proteger tu embarcación frente a tormentas eléctricas?

En esta ocasión, queremos haceros partícipes de una de nuestras inquietudes a la hora de hacernos a la mar.

¿Que pasa si nos encontramos con una tormenta eléctrica? Qué hacemos? 

Para resolver nuestras dudas y aclarar qué hacer en esta situación, hemos contactado con nuestros amigos de Ara Tecnología Náutica, S.L., expertos en esta materia y no han dudado en poner su conocimiento al alcance de todos nosotros. A continuación os exponemos su artículo. 

Si tenéis alguna duda, animaos a preguntar al hilo de este artículo, bien a través de este espacio o a ellos directamente, cuantas menos dudas tengamos al salir a navegar, mayor será la seguridad y por tanto el disfrute de nuestra travesía. 

Rayos y tormentas, parte 1: 

Por todos es sabido que las tormentas, muchas veces, son difíciles de predecir. Y algunas de ellas vienen acompañadas de aparato eléctrico.

¿Qué es un rayo?

Un rayo es una descarga eléctrica súbita. Para que pueda producirse, tiene que existir una diferencia de potencial entre dos zonas.

Las nubes, debido a la fricción con los gases de la atmósfera, tienden a acumular carga eléctrica. Cuando esta carga supera la capacidad dieléctrica del aire de contenerla, se libera parcialmente en forma de descarga atmosférica.
Si lo hace entre nubes con diferente carga podemos ver los relámpagos.
Cuando no tiene otro camino, la única forma de liberarla es hacia la superficie de la Tierra a través de los rayos.

¿Y dónde impactará entonces?

 

                                                                                   LINEAS DE CAMPO ELÉCTRICO

Imaginemos una zona «de sombra» debajo de la nube. En esta zona, el rayo buscará cualquier punto que rompa con la geometría del plano de la Tierra. 
Así, si nos encontramos en esa zona de sombra, en la inmensidad del mar y la homogeneidad de su superficie, nuestra embarcación se convierte en un punto atractivo para la descarga. Lo mismo ocurre con los árboles en las praderas o las cimas de las montañas.
Quizás la probabilidad no es muy elevada, sin embargo, el peligro existe, y en caso de que “nos toque”, es mejor estar protegidos.

¿Cómo podemos protegernos?

La única protección viable si el rayo “decide” alcanzarnos, es, primero “captar” esta descarga, para luego conducirla de manera eficaz y controlada.
En caso contrario, podría impactar directamente en algún punto diferente del mástil, como los obenques, llegando a partirlos. De cualquier modo, una gran cantidad de energía cruzará la embarcación abriéndose camino a través de materiales no diseñados para conducir la corriente, y provocando grietas, agujeros, quemaduras o incendios.
Por otro lado, entre distintas partes metálicas de la embarcación aparecerán unas sobretensiones –durante el tiempo que dura la descarga– que pueden resultar mortales para nosotros si nos encontramos en contacto con ellas.

Para minimizar los riesgos personales y prevenir la aparición de daños materiales, ARA Tecnología Náutica aconseja la instalación de un sistema diseñado a medida de las necesidades de la embarcación, similar al que se realiza en las estructuras en tierra.
Un peligro no tan visible es la posible destrucción de los equipos de navegación y gobierno de nuestro barco. A este peligro estamos sometidos tanto si un rayo nos alcanza como si impacta en las inmediaciones.

En efecto, la caída de un rayo genera una onda que viaja por el aire en forma de pulso electromagnético. Esta onda, al encontrarse con cualquier tipo de espira conductora –como por ejemplo el cableado de la embarcación– se acopla por el fenómeno de inducción, generando una sobretensión en nuestros sistemas.

Por este motivo, pueden producirse averías, incendios o fallos en nuestra red eléctrica y en los equipos conectados a ella.

La solución propuesta en este caso pasa por –tras los correspondientes cálculos y simulaciones en función de la instalación del barco– distribuir adecuados supresores de sobretensiones repartidos estratégicamente en diferentes puntos.
Un proyecto realizado a medida nos protegerá de los daños que se podrían derivar de las tormentas eléctricas, asegurando la integridad de la embarcación y la de sus ocupantes

Algunas recomendaciones.

Tanto si se cuenta con las protecciones adecuadas como si no, deberíamos cumplir al menos dos recomendaciones básicas y muy sencillas:

  1. Permanecer en el interior y lo más alejados de las partes metálicas, incluida la instalación eléctrica.
  2. Desconectar –físicamente– la alimentación de los equipos que no sean indispensables para la navegación y así minimizar los riesgos de ser dañados por sobretensiones acopladas.

Algunas soluciones, como enrollar la cadena al “palo” o conectar un cable a la base del mástil para dejar su otro extremo en contacto con el agua, son popularmente conocidas e incluso pueden parecer la opción más acertada.
No obstante, desde nuestra experiencia, afirmamos que estos métodos comprometen la seguridad de la embarcación y sus ocupantes.

Pese a que el estudio de estas soluciones no es objeto de este artículo –esto lo podemos dejar otra publicación– resumimos brevemente algunas situaciones que podrían ocurrir:

–       el cable o la cadena podrían fundirse por el paso de una corriente tan elevada. Se generaría un arco eléctrico de elevada temperatura, que provocaría incendios y desperfectos en la embarcación.
–       el rayo podría escoger un camino distinto a la cadena o al cable, provocando daños estructurales a su paso.
–       el conductor, nuestra cadena o cable, al paso de la corriente del rayo se ve sometido a grandes esfuerzos dinámicos. Al no estar correctamente fijado a ningún sitio, se podría comportar como un látigo metálico y generar graves daños estructurales o personales.

Desde nuestra experiencia, podemos afirmar que no existe ninguna solución de fortuna a la hora de enfrentarse con un rayo, que nos garantice que vamos a salir bien parados. Hay demasiadas variables a tener en cuenta y la “suerte” es una de ellas.
En todo caso, si no tenemos medio de protección y nos encontramos en medio de una tormenta eléctrica, la decisión más coherente pasa por alejarse del núcleo de la tormenta, gobernar desde el interior en caso de ser posible, seguir las dos pautas que hemos recomendado un poco más arriba, y esperar que, en caso de ser alcanzados, ocurran los menores desperfectos posibles.

La peor decisión que podríamos tomar sería la de ponernos a montar un sistema de protección “in-situ”, ya que el rayo no avisa, y esos pocos minutos que tardamos en montar nuestro “invento”, son más que suficientes para que nosotros mismos hagamos de conductor, lo que nos podría lanzar al agua y/o provocar graves lesiones –como quemaduras internas o externas- o incluso la muerte.

 

Pensad que la descarga dura unas centésimas de segundo, con lo que no nos daría tiempo ni a darnos cuenta.

La mayoría de las veces actuar con cabeza, serenidad y analizando la situación con la calma que se merece, es la mejor de las protecciones.
Y no despedirnos sin recordar un buen dicho marinero;

“Más vale estar en puerto queriendo estar en mar, que en mar queriendo estar en puerto.”  

Enrique Falagán/ Justo Sánchez
Ara Tecnología Náutica, S.L.
Tel. (+34) 665 84 22 42/(+34) 622 09 31 42
www.aratecnologia.com
info@aratecnologia.com

Recuerda, en este tipo de materias, no te quedes con ninguna duda antes de hacerte a la mar. Tienes la oportunidad, pregunta cuanto necesites. 

navega@velasyviento.com

¿Es tan difícil caerse al agua navegando?

Hace unos días el regatista español “Bubi” Sanso tuvo un accidente donde su velero volcó, con la mala suerte de caerse primero al mar.

Si esto le pasa a uno de los mejores regatistas de nuestro país, nos puede pasar a todos.

Es muy fácil opinar sentado desde nuestro confortable sillón de casa, de las cosas que pasan y casualmente, a la gente que navega.

Pero la pregunta es, ¿como se podríamos evitar este tipo de sucesos o al menos tomar las precauciones necesarias para que no ocurran?.

En un momento donde navegas confiado y sin prestar extrema precaución a detalles como llevar un arnés de seguridad, una serie de acontecimiento desafortunados e improbables, pueden suponer lo que esperemos sea siempre, un buen susto en el mar.

Muchas veces, en los cursos cuando hacemos maniobras de hombre al agua, los alumnos discuten si es mejor la capa o la maniobra de boutakow o …., si es mejor hacer un ocho o meter motor directamente y olvidarse de las velas… Si nos preguntamos, cual es la mejor maniobra para nosotros, nuestra respuesta sería la siguiente en la que pones todos los medios para no caerte. Ir siempre agarrado al barco, llevar un arnés de seguridad, un chaleco salvavidas con arnés, una buena línea de vida, diferentes herrajes e incluso si la cosa se complica y mas si navegamos solos, medidas como una radio baliza personal, una luz de destellos estanca o tirar un cabo largo de arrastre, aunque puedan parecer excesivas, nunca está de más extremar la precaución”.

Este verano, navegando en las aguas de las islas cycladas en una de nuestras salidas “Grecia 2012” vivimos una historia parecida a la sucedida en la Vendee Globe.

Conocimos a un navegante griego en la isla de Kea que nos ayudo en el amarre de la marina. Charlamos un rato con el, nos preguntaba de donde veníamos, como estaba el mar, que tal la travesía,.. el llevaba dos días en puerto por el viento y oleaje. Le contamos nuestra ruta de esa semana y nos comento que habíamos escogido la mejor y más segura de las opciones.

En las islas cycladas en verano las condiciones de navegación pueden ser complicadas por un viento muy conocido, el famoso y temido meltemi (viento seco del norte que alcanza fácilmente los 40-50 kts  y puede soplar 24 horas durante una semana. El oleaje que hace es muy cambiante con olas de 4 a 8 metros.).

Después de un rato nuestra guía y traductora Kleopatra hablo con este vecino de amarre que le veíamos muy serio y un poco apagado.

La razón de su estado, tal y como nos contó Kleopatra era que un compañero suyo, un patrón griego con mas de 25 años de experiencia se cayo al mar entre las islas Tinos y Andros (oeste de las islas cicladas) debido al oleaje formado y perdió la vida debido a la incapacidad de la tripulación de controlar el barco y volver a por el.

No son consejos, ni recomendaciones solo una opinión  de la cual esperamos que cada un@ saque su conclusión, su decisión.

Para nosotros dominar el mar es imposible pero unirte a el, sentirlo, vivirlo, es toda una experiencia que merece la pena descubrir.

Regata: segunda parte

Roles para cinco regatistas…quinteto de cuerda.

Nº1 – Proa (el más salado… le alejan del resto de la tripulación para que no pueda contar chistes).

Antes de la salida:

  • Establece la vela de proa.
  • Ordena la cubierta de proa.
  • Se asegura que el spi está listo para ser izado (recorrido).
  • Controla el tráfico antes de la salida.
  • Da la distancia a la línea de partida.
  • Adriza.

Virando la marca de Barlovento:

  • Coloca el tangón.
  • Iza el spinnaker.

Empopada:

  • Arría la vela de proa.
  • Pliega y asegura la vela.
  • Está listo para virar en cualquier momento.
  • Desengancha la bolsa del spi si fuera necesario.

Virando la marca de Sotavento:

  • Prepara la vela de proa para el izado liberándola de las ataduras.
  • Baja el tangón a cubierta.
  • Aduja el spi.

Nº2 – Palo y/o Piano (el ayudante… soluciona todos los marrones).

Antes de la salida:

  • Se asegura que la maniobra de spi esté bien pasada.
  • Lleva la cuenta del tiempo para la salida.
  • Adriza.

Ciñiendo:

  • Atiende los ajustes de la mayor.
  • Hace observaciones sobre el recorrido.

Virando la marca de Barlovento:

  • Asiste con la driza de spi o con el tangón si fuera necesario.

Empopada:

  • Ayuda a arriar y plegar la vela de proa.
  • Ayuda con el tangón y sus controles.

Virando la marca de Sotavento:

  • Asiste con el izado de la vela de proa y el tangón.
  • Asiste en la arriada del spi.

Nº 3 – Táctico (el astronauta… lo suyo era la vision espacial).

Antes de la salida:

  • Obtiene una descripción del recorrido.
  • La comparte con la tripulación.
  • indica los valores de las ceñidas.
  • Anuncia corriente y brisa.
  • Establece la estrategia general para la regata
  • Adriza (esto lo hacen todos??).

Ciñiendo:

  • Anuncia las viradas.
  • Mantiene a la tripulación informada de los cambios en la estrategia.
  • Anuncia las rachas de viento y las olas.

Virando la marca de Barlovento:

  • Da las órdenes para la izada del spi y arriada de la vela de proa.
  • Adriza.

Empopada:

  • Indica las viradas.
  • Le canta el viento al trimmer de spi.
  • Trima la braza cuando sea necesario.
  • Controla la contra.
  • Adriza.

Virando la marca de Sotavento:

  • Da las órdenes para la maniobra.
  • Controla la escota de la vela de proa durante la vidada, si fuera necesario.

Nº 4 – Trimmer (El cachas… ya se le ve).

Antes de la salida:

  • Elige la vela de proa adecuada.
  • Trima las drizas.
  • Trima la vela de proa.
  • Se comunica con el Táctico y el Timonel para obtener la mejor velocidad.
  • Adriza.

Ciñiendo:

  • Caza la vela de proa y libera la escota de genova para la virada por avante.
  • Ajusta la tensión de drizas.

Virando la marca de Barlovento:

  • Trima la vela de proa.
  • Establece la braza.
  • Ajusta la contra y el amantillo.

Empopada:

  • Trima y vira el spi.
  • Pide movimientos del tangón.

Virando la marca de Sotavento:

  • Restablece tensión de drizas.
  • Trima la vela de proa.

Nº5 – Timonel (el capitan… todo un ogro).

Antes de la salida:

  • Timonea.
  • Trima la mayor (función que también puede llevar el Trimmer).

Ciñiendo:

  • Timonea.
  • Trima la mayor.
  • Trabaja con el trimmer de vela de proa y el Táctico para obtener la mejor velocidad y posicionamiento en el recorrido.

Virando la marca de Barlovento:

  • Timonea.
  • Trima la mayor.
  • Se encarga de las decisiones de último momento dentro de las dos esloras de la marca.

Empopada:

  • Timonea.
  • Trabaja con el trimmer de spi para obtener la velocidad óptima.
  • Trima la mayor.

Virando la marca de Sotavento:

  • Timonea.
  • Trima la mayor.
  • Posiciona el barco de la mejor manera posible saliendo de sotavento.

V.O.R - San Xenxo

¿Que puesto te pides?

Alquiler de veleros

Unas vacaciones diferentes y a mejor precio que unas vacaciones convecionales. Alquila un velero con o sin patrón en Denia.

En Velas y Viento encontras una flota de calidad seleccionada personalemente por nuestra experiencia.

Elige la embarcación que buscas entre los veleros de nuestra flota o si lo prefieres, contacta con nosotros por la vía que desees y dinos cual es tu necesidad, te ayudamos en tu elección.

Puerto base: Denia (la ruta más cercana a Ibiza y Formentera).

  

INFORMACIÓN

[contact-form-7 404 "Not Found"]

 

Eventos náuticos todo el año

¿Zarpamos? ¿Rumbo? Comienza la aventura

Queréis algo diferente, queréis diversión, queréis aprender, queréis descubrir nuevos destinos! No te falles, ÚNETE!

A lo largo del año vamos planificando distintas travesías en las que queremos que nos acompañes. Son salidas para navegar pero con mucho, mucho más detrás. Queremos que disfrutes de la vela y aprendas de la mejor manera posible siendo los protagonistas de estos eventos. Siempre hay sorpresas, pero esas, lógicamente no te las vamos a contar.

Echa un vistazo a lo que posiblemente sea el evento náutico más divertido de la temporada:  

¿Que te parece la experiencia? Apúntate a nuestros eventos ÚNICOS.

INFORMACIÓN

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Reglamento Regata: definiciones

Amura (Bordada), de Estribor o de Babor
Un barco está en la amura (bordada) de estribor o de babor (amurado a babor o estribor) correspondiente a su banda de barlovento.

Anular
Una prueba que el comité de regatas o el comité de protestas anula no es válida pero se puede volver a correr.

Aplazar
Una prueba aplazada es aquella que se retrasa antes de la salida programada, pero que se puede empezar o anular más tarde.

Baliza
Un objeto que las instrucciones de regata exigen que un barco deje por un lado prescrito, y un barco del comité de regatas rodeado de agua navegable y desde el que se extiende la línea de salida o de llegada. Un cabo de fondeo y los objetos accidental o temporalmente unidos a una baliza no forman parte de ésta.

En Regata
Un barco está en regata (regateando) desde su señal de preparación hasta que termina y deja libre la línea y las balizas de llegada o se retira, o hasta que el comité de regatas haya hecho una señal de llamada general, aplazamiento o anulación.

Espacio
El que necesita un barco en las condiciones reinantes mientras maniobra con prontitud de acuerdo con el buen hacer marinero.

Libre a Popa y Libre a Proa; Compromiso
Un barco está libre a popa de otro cuando su casco y equipamiento en posición normal están detrás de una línea trazada perpendicularmente a su línea de crujía, por la parte más a popa del casco y equipamiento del otro en posición normal. El otro barco está libre a proa. Los barcos están comprometidos cuando ninguno de ellos está libre a popa. Sin embargo, también están comprometidos cuando un barco entre ellos está comprometido con ambos. Estas expresiones no se aplican a barcos en amuras opuestas a menos que se aplique la regla 18.

Mantenerse Separado
Un barco se mantiene separado de otro si este otro barco puede navegar a su rumbo sin necesidad de realizar acciones para eludirlo y, si los barcos están comprometidos en la misma bordada, si el barco de sotavento puede alterar su rumbo en ambas direcciones sin hacer contacto inmediatamente con el barco de barlovento.

Obstáculo
Un objeto que un barco no podría pasar, si navegara directamente hacia él y a una distancia de una de sus esloras de casco, sin alterar sustancialmente su rumbo. Un objeto que sólo puede pasarse con seguridad por un solo lado y una zona así designada por las instrucciones de regata también son obstáculos. Sin embargo, un barco en regata no es un obstáculo para otros barcos a no ser que estos deban mantenerse separados de aquel, darle espacio, o, si se aplica la regla 21, evitarlo.

Parte
Una parte en una audiencia: un protestante; un protestado; un barco que solicita reparación; un barco o participante que podría ser penalizado bajo la regla 69.1; un comité de regatas o una autoridad organizadora en una audiencia bajo la regla 62.1(a).

Parte Interesada
Una persona que puede resultar favorecida o perjudicada como consecuencia de una resolución de un comité de protestas o que tiene un especial interés personal en la resolución.

Protesta
Una alegación hecha por un barco según la regla 61.2, un comité de regatas o un comité de protestas argumentando que un barco ha infringido una regla.

Rumbo Debido
Un rumbo al cual un barco navegaría para terminar tan pronto como fuera posible en ausencia de otros barcos aludidos en la regla en la cual se usa la expresión. Un barco no tiene rumbo debido antes de su señal de salida.

Salir
Un barco sale cuando habiendo estado completamente en el lado de pre-salida de la línea de salida en el momento de su señal de salida o después de esta, y habiendo cumplido con la regla 30.1 cuando ésta sea aplicable, cualquier parte de su casco, tripulación o equipo cruza la línea de salida en la dirección de la primera baliza.

Sotavento y Barlovento
La banda de sotavento de un barco es el lado que está, o, al estar proa al viento, que estaba, más alejado del viento. Sin embargo, cuando navega forzando amura o en popa cerrada, la banda de sotavento es el lado en que se halla su vela mayor. El otro lado es su banda de barlovento. Cuando dos barcos en la misma bordada están comprometidos, el que está en el lado de sotavento del otro es el barco de sotavento. El otro es el barco de barlovento.

Terminar
Un barco termina cuando cualquier parte de su casco o de su tripulación o equipamiento en posición normal, cruza la línea de llegada en la dirección del recorrido desde la última baliza ya sea por primera vez, ya tras efectuar una penalización bajo las reglas 31.2 o 44.2 o, conforme a la regla 28.1, tras corregir un error cometido en la línea de llegada.

Zona de Dos Esloras
La zona alrededor de una baliza u obstáculo que está dentro de la distancia de dos esloras de casco del barco más cercano a la baliza u obstáculo.

Cursos de vela – NUEVOS CURSOS

Formación exclusiva en el mundo de la vela de crucero.

Cursos de vela de todos los niveles, cursos de Spi,  cursos de mantenimiento…

La mejor oportunidad para aprender y disfrutar cada vez más de tus travesías.

Sigue nuestra programación y elige tu curso y fecha.

Si nuestras fechas no te encajan, escríbenos, podemos adaptarnos a tu disponibilidad organizando otra salida de fin de semana.

Entra y encuentra tu curso –>  

¿Donde?: En la Marina de Denia, Denia, Alicante.

¿Qué incluyen los cursos?:
Monitor, limpieza de embarcación, seguro a todo riesgo, IVA, alojamiento en camarote doble con ropa de cama, toallas y gas.

INFORMACIÓN

[contact-form-7 404 "Not Found"]