Curso Iniciación Navegación a Vela (19-21 Octubre 2012)

¿Quieres iniciarte en la navagación a vela?

Embárcate en el próximo curso de inciación del 19 al 21 de Octubre de 2012 con VelasyViento.com en Denia.
El objetivo del curso es conocer la navegación a vela y adquirir los conceptos y conocimientos básicos y para navegar.[spacer]

[notice]
Embarque:
viernes 19 a partir de las 20:00 h.
Duración: 16 horas repartidas entre el sábado y domingo.
Nº de plazas disponibles: 6 plazas.
[/notice]

 

Travesía del Corcho 2012 con Velas y viento

3 días repletos de navegaciones, nuevas amistades y de un ambiente 100 por 100 marinero.

Cuando?
Del 11 al 14 de octubre.

Como?
Travesía en conserva Denia – Islas Pitiusas (Ibiza y Formentera).

[one_half]

Salida el Jueves noche rumbo Este.
Cena de grupo y entrada en los barco
Viernes y Sábado
Navegación por las islas, tiempo libre y aventuras en tierra (opcional).
Domingo
Regreso a Denia y comida de cierre de grupo
Cuanto?
Precio: 350€ (IVA incluido)

[/one_half]
Que incluye?
Patrón.
Limpieza de embarcación.
Seguro a todo riesgo.
IVA.
Ropa de cama, toallas y gas.
Amarre en la Marina de Denia.
Comida de cierre de Travesía (Domingo).
El precio no incluye cualquier concepto no especificado

[approved]

Por apuntarte a esta travesía ….
Un fin de semana por SOLO 60€ por persona siendo un mínimo 6 tripulantes (sin incluir los gastos de patrón, gasoil y limpieza).
* Periodo del mes de diciembre al mes de marzo

[/approved]

[one_half]

INFORMACIÓN

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

[/one_half]

 

Mareos…

… o como descubrir el lado de sotavento. Conocido desde antaño como “mal del navegante”. Se produce por los conflictos entre las informaciones que se reciben de los distintos sistemas perceptivos. La vista no percibe el mismo movimiento que perciben los otros órganos del equilibrio, entonces el sistema nervioso central reacciona y no tiene mejor idea que activar el centro de la náusea. Por eso, si se lee a bordo o si se está bajo cubierta, no se percibe visualmente el movimiento que los otros sistemas si detectan, creándose un conflicto de percepciones. Por lo tanto es un enemigo traicionero que nos puede arruinar nuestro crucero o hacernos coger miedo a volver a navegar. Pero, ¡buenas noticias!, se puede evitar. El exceso de frío o de calor y la ansiedad facilitan este proceso. La sugestión juega un rol muy importante, para bien, (“No puedo marearme porque tomé la pastilla“) o para mal (“Yo siempre me mareo”). Suele atacar en las primeras horas o días a bordo, después uno se acostumbra y se adquieren las “piernas de mar”: un acomodamiento postur al automático que acompaña al movimiento del barco. En la mayoría de los casos los mareos son leves y auto tratables. Sólo si los síntomas aumentan progresivamente o persisten varios días, habrá que consultar un médico. Las manifestaciones anunciadoras son los síntomas vegetativos, como palidez, sudor frío, salivación, alteraciones gastrointestinales y fatiga.

Como evitar el mareo:

  • Evitar la lectura o los juegos de mesa durante el viaje.
  • No fijar la vista sobre objetos en movimiento: otros barcos, las olas del mar…
  • Mantener la vista fijada unos 45 grados por encima del horizonte..
  • Los camarotes deben estar aireados y frescos, y en el barco es conveniente salir a cubierta.
  • Colocarse en los lugares de menor movimiento (un buen lugar es popa, de pie sobre la línea de crujía,en un lugar que no sea alto).
  • En viajes breves es mejor evitar alimentos y líquidos.
  • Protegerse del frío.
  • Tomar medicamentos antimareos (Biodramina) y medidas naturales (jengibre).
  • No fumar y evitar estar donde se fuma, donde llegan los gases del escape o malos olores.
  • Relajar los hombros moviéndolos para adelante y para atrás, tomar conciencia de su rigidez postural y relajarse.
  • Intentar adquirir las “piernas de mar”, no luchando, tenso, contra los movimientos del barco, sino acomodándose a ellos.
  • No tener el estómago demasiado lleno ni demasiado vacío.
  • No mirar ni hablar al que está mareado. Es poco solidario, pero práctico: lo mejor que se puede hacer por él es no marearse también.
  • No tomar leche ni café. Es preferible tomar un té, una infusión, un yogur o un zumo de manzana antes de partir.
  • Evitar los alimentos con mucha grasa y complicados de digerir; es mejor tomar unas tostadas con un poco de jamón, queso no muy graso o aceite…
  • No conviene iniciar el viaje en ayunas, alguna pieza de fruta, pan o tostadas serán suficiente, pero es fundamental limitar el consumo de líquidos para no marearse.
  • Los viejos “lobos de mar” aconsejaban masticar una rajita de limón o un trocito de jengibre.
  • Galletas, pan, frutos secos,… (alimentos que “sequen” el estomago).
  • Bebidas isotónicas o con azúcar.
  • Si pensamos que vamos a poder dormir, intentarlo. Si no, lo mejor, es no quedarse acostado, ni con los ojos cerrados, ni bajo cubierta.
  • Si un tripulante comienza a marearse: además de ofrecer un tratamiento, se le pueden asignar tareas (timonear, estar atento a las boyas de barco hundido o llevar la escota del spinnaker).Concentrarse en algo útil es siempre mejor que hacerlo en lo mal que uno se siente.

Si se producen los vómitos: 1- Es bueno saber que es eso de sotavento. 2- Debe mantenerse abrigado. 3- Importantísimo…evite caer por la borda. (se pasa a uno el mareo pero la vida esta en juego). Qué conducta seguir ante la iniciación de un cuadro severo: Primero poner en reposo al paciente, y evitar los movimientos de la cabeza y el cuello, con los ojos cerrados. Restituir los líquidos y sales perdidos con el vómito y administrar los medicamentos para el control de los vómitos, según el caso. Medidas físicas:

  • Medicamentos (más allá de lo que digan los prospectos, todos los medicamentos preventivos deben empezar a tomarse con mucha anticipación a la salida; si es de 24 h mejor. Después de tomarlos, en un par de días se hacen innecesarios ).
  • Jengibre: Usado por los pescadores polinesios y estudiado por la NASA, algunos dicen que es útil, ingerido en distintas formas: en caramelos, como té (una cucharadita de polvo de raíz desecada en una taza de agua hirviendo), en galletas y panes y en el “Ginger Ale”. Lo más eficaz es el polvo de raíz desecada molida (como té) o en cápsulas con 1-2 gramos.
  •  Pulseras: Son elásticas y se usan en el antebrazo. Algunos sostienen que han sido muy efectivas y que si están bien colocadas, una esfera plástica presiona sobre el punto nei-guan de acupuntura y da alivio instantáneo. También hay una versión electrónica, donde en el mismo punto, un pequeño dispositivo parecido a un reloj emite un impulso eléctrico regularmente.

Conclusiones:  Desgraciadamente no hay una solución universalmente efectiva, pero hay medios como para, en la mayoría de los casos, aliviar los síntomas o hacerlos desaparecer. Recordar que los medicamentos preventivos no garantizan nada si no se cumplen con las estrategias mencionadas. Estas solas, muchas veces, son lo suficientemente eficaces como para que ni hagan falta las medicaciones. Tenemos que tener en cuenta que lo que le funciona a uno no tiene por qué funcionarle a otro y que, otras veces, los medicamentos funcionan, pero dan reacciones colaterales que incapacitan para sentirse bien, útil y disfrutando de estar a bordo.

Hipotermia: Qué es y como actuar.

Una de las peores situaciones con las que se puede encontrar un marinero, es un cuadro de hipotermia máxime cuando se encuentra en el agua.

La hipotermia se produce cuando la temperatura corporal desciende por debajo de 35ºC .Los casos son más frecuentes se dan en zonas donde la temperatura ambiental es entre 0ºC y 10ºC, ya que en lugares más fríos las personas suelen ir preparadas para afrontar las bajas temperaturas. Esto significa que basta con que el tiempo de exposición al frío sea prolongado sin necesidad de estar sometidos a temperaturas extremas. El cuadro de hipotermia surge rápidamente en los casos de inmersión en agua fría, ya que la disipación de calor es mucho más efectiva. Igualmente las personas que han sufrido lesiones importantes (disminución del estado de conciencia, pérdida de volumen sanguíneo, quemaduras, intoxicaciones, etc.) pierden en gran medida su capacidad de regulación térmica, por lo que pueden presentar cuadros de hipotermia bajo  temperaturas normales para una persona sana.
Los mecanismos fisiológicos que ha desarrollado el cuerpo humano son más efectivos para perder calor que para conservarlo.

Mecanismos para perder temperatura

Radiación: se produce por emisión o absorción de energía en forma de radiación. El cuerpo irradia calor hacia el ambiente en forma permanente, siendo ésta una de las principales formas de perder temperatura y una de las más difíciles de evitar. A partir de este principio surgieron las mantas aluminizadas, ya que el aluminio pulido tiene la facultad de reflejar las ondas infrarrojas. Sin embargo, estos elementos han sido causa de muchos accidentes y   no solucionan la pérdida de calor por las otras vías.

Convección: ocurre cuando la piel entra en contacto con aire o agua en movimiento. Si esta masa se encuentra a menor temperatura que el cuerpo se produce una transferencia de la misma desde el cuerpo hacia el aire que lo rodea, hasta calentarlo. Cuando esta capa es removida es reemplazada por otra de baja temperatura por lo que el proceso se repite, disipando más y más el calor corporal. Cuanto más intenso sea el movimiento del aire, más rápida será la disipación de temperatura. En los casos de inmersión en agua fría el proceso es similar, con el agravante de que el poder de disipación térmica del agua es mucho mayor que el del aire. Es por esta razón que las personas inmersas en aguas quietas, como los lagos, no deben intentar nadar rápidamente. De ser posible deben colocarse toda la ropa que disponen, ya que el agua que quede estancada en el interior funcionará con el principio del traje mojado, es decir que retendrá una capa de agua constante que el cuerpo puede calentar. Si son varias personas deben colocarse muy cerca unas de otras tomando una posición semifetal para minimizar la superficie de contacto con el agua.

Evaporación: la transpiración es un proceso permanente, aún cuando el cuerpo se encuentra en un ambiente frío. Para evaporar la transpiración, el pasaje de líquido a gaseoso se realiza utilizando energía calórica del cuerpo, que de esta forma es transferida al exterior.

Conducción: se produce por contacto directo del cuerpo con otra superficie. Si ésta se encuentra a menor temperatura, el cuerpo transferirá calor hacia el objeto intentando equiparar los valores térmicos. Si la superficie con la que se está en contacto es de gran tamaño, será el organismo quien disminuya su temperatura hasta alcanzar los valores a los que está el objeto.

Mecanismos Compensatorios

En tanto la temperatura corporal comienza a disminuir por debajo de los niveles normales, el cuerpo activa diferentes respuestas involuntarias para evitar la mayor pérdida de calor, y por otro lado para generarlo.

Vasoconstricción periférica: es una de las formas para minimizar la pérdida de calor cuando el cuerpo se encuentra expuesto a un ambiente frío o está inmerso en agua. Al entrar en contacto con bajas temperaturas el cuerpo disminuye el flujo sanguíneo a la periferia y las extremidades evitando que la sangre se enfríe al recorrer las zonas más expuestas al medio externo. Esto se traduce en una vasoconstricción periférica, que redistribuye el flujo hacia el núcleo, disminuyendo significativamente la pérdida de calor.

Temblor: consiste en la contracción involuntaria de los músculos con esa finalidad, siendo tan efectiva como si la persona estuviera haciendo ejercicio.

Posición: la sensación de enfriamiento lleva a las personas en un primer momento a reducir tanto como sea posible la superficie en contacto con el medio, poniendo sus extremidades en contacto entre sí y colocándose en posición fetal.

 

Posición para retener el calor

 

Según el tiempo de exposición podemos clasificar la hipotermia como:

Aguda: se produce en un lapso breve de exposición a temperaturas muy bajas sin protección adecuada o por inmersión en agua fría. En estos casos existe una diferencia entre la temperatura central, que aún no ha llegado a afectarse, con la temperatura periférica. Sin embargo, el movimiento de la sangre enfriada de la periferia puede continuar descendiendo la temperatura central, aún después de eliminado el mecanismo de daño.

Crónica: ocurre por una exposición prolongada a ambientes fríos sin suficiente protección. La temperatura corporal desciende lentamente y en forma pareja, por lo que esta persona dispone ya de escasos recursos para mantener su temperatura.

Según la temperatura corporal el desarrollo de la hipotermia tendrá estadios bien definidos, según los cuales cambiarán radicalmente el tratamiento.

Enfriamiento: no siendo aún un cuadro de hipotermia estrictamente, ocurre cuando la temperatura corporal ha descendido hasta 1.5ºC por debajo de lo normal. Comienzan a aparecer los primeros síntomas, tales como la sensación de frío, y la afectación local de las extremidades.

Tratamiento: generalmente las personas detectan la anormalidad de este estadio. Siempre que sea posible, deben tomarse medidas para solucionar el problema, como abrigar o iniciar una actividad física para generar calor. Si debido a las circunstancias, la persona o sus compañeros no pueden intervenir para mejorar esta situación, el cuadro se agrava, llevando a la persona a una situación de hipotermia

Hipotermia Leve: se define cuando la temperatura corporal se encuentra entre 35ºC y 32ºC. Los signos y síntomas más notables comienzan con dificultad para coordinar movimientos delicados (motricidad fina) como subir el cierre de la ropa o atar los cordones del calzado. Aparecen los temblores, que en un principio la persona puede controlar, y alteraciones del carácter, tales como desinterés, apatía e irritabilidad. En la medida que la temperatura desciende se observa mayor dificultad en la coordinación muscular, agravada por períodos de temblor descontrolado cada vez más frecuentes, siendo evidente la disminución del rendimiento físico y los tropiezos durante la marcha. Es notable la vasoconstricción, presentando palidez y enfriamiento progresivo de la piel. Es muy importante estar atentos a la aparición de estos signos y síntomas ya que una actuación temprana es efectiva en el campo, previniendo un desarrollo más severo del problema.

En caso de hipotermia leve las medidas a tomar serán las siguientes:

En primer lugar la persona debe ser aislada del medio, llevándola a un ambiente controlado y colocada en una posición de hipotermia que deberá evitar la pérdida de temperatura por cualquiera de las formas anteriormente vistas. Aunque esta persona no ha perdido totalmente su capacidad de generar calor, el adicionar fuentes externas de calor puede ser muy beneficioso para acelerar el proceso.
La hidratación es muy importante ya que las personas en este estado no experimentan deseos de beber, y en algunos casos tampoco disponen de líquido alguno. Por otro lado la disminución de la temperatura corporal tiene un efecto directo sobre los riñones, causando un aumento de la diuresis que acentúa el proceso de deshidratación. La rehidratación debe ser paulatina, siendo mejor líquidos calientes y azucarados si se dispone de los elementos para prepararlos. Las bebidas alcohólicas no deben ser administradas ya que, si bien proporcionan una sensación de calor, producen vaso-dilatación, y por lo tanto mayor perdida de calor, además de las conocidas consecuencias a nivel del estado de conciencia. También debe ingerir alimentos simples que ayuden a generar calor con el metabolismo y proporcionen energía para la actividad muscular. La temperatura deberá ser chequeada con frecuencia para no causar un recalentamiento excesivo.

Hipotermia Severa: se define cuando la temperatura corporal es de 32ºC o menor. A este nivel de temperatura la persona ha agotado todos sus recursos para generar calor, por lo que respuestas como el temblor desaparecen. La persona es incapaz de coordinar movimientos básicos, como mantenerse en posición erguida. La afectación neurológica es importante, los procesos mentales se hacen lentos, llevando a la persona a tomar decisiones erróneas, lo que suele ser el desencadenante para otro tipo de accidentes. Puede presentarse un deterioro de la memoria e incoherencia en el habla.
En estos casos se puede observar un evidente descuido por protegerse del frío, como tener la cabeza descubierta, los cierres abiertos o no haberse puesto los guantes, estar fuera de la protección de un refugio. Cuando la afectación es importante se ha observado que las personas en este estado experimentan una falsa sensación de calor que los lleva a desabrigarse, agravando la situación. Los signos vitales se ven alterados, debiendo ser chequeados minuciosamente. La vasoconstricción es aguda por lo que la piel es pálida, fría y poco flexible. La respiración es lenta y superficial y el pulso es débil y difícil de detectar, con pulsaciones irregulares y frecuencia disminuida. Para estos casos es de gran ayuda contar con un estetoscopio, ya que la captación de los signos vitales mediante el uso de los sentidos puede ser insuficiente.
En ocasiones, una persona con hipotermia profunda puede parecer sin vida. Este estadio se denomina “heladera metabólica”, circunstancia en que el paciente puede tener 2 a 4 respiraciones y 5 pulsaciones por minuto. El frío retarda el metabolismo celular por lo que estas personas pueden ser recuperadas sin secuelas de ningún tipo. Sin embargo su condición es de extrema fragilidad, pudiendo producirse una fibrilación ventricular solo con un movimiento brusco. También ocurre que la sangre en la periferia queda “estancada” saturándose de gases y sustancias tóxicas, siendo esto uno de los principales problemas en la hipotermia por inmersión. Si se promueve el recalentamiento y la recirculación rápidamente, mediante movimientos bruscos o ejercicio, esta sangre “tóxica” vuelve al corazón poniéndolo en serio riesgo de fibrilación.

En caso de hipotermia severa las medidas a adoptar serán las siguientes:

En este caso el tratamiento de campo es poco efectivo. La aplicación del tratamiento de hipotermia superficial a un hipotérmico profundo puede ser devastadora. Este paciente debe ser tratado con extrema precaución ya que cualquier movimiento brusco puede provocar fibrilación ventricular o activar la recirculación de la periferia tóxica terminando con la muerte. Esta persona debe ser aislada del medio minimizando los movimientos. Si está consiente, es necesario evitar que intente moverse por sus medios. En los casos de inmersión, si la persona es rescatada del agua, no debe nadar ni intentar abordar el bote, deberá ser extraída del agua con sumo cuidado.
La evacuación es urgente, debe hacerse en vehículo o helicóptero hacia un centro de tratamiento definitivo que disponga de equipo especializado para este tipo de casos. Si esto fuera posible bajo ningún punto de vista se aplicará fuentes externas de calor o intentarán movimientos o masajes para recalentarlo. En el ambiente intra-hospitalario el paciente es recalentado desde dentro hacia afuera, administrando oxígeno pre-humidificado y precalentado, soluciones intravenosas a 40ºC, y lavado gástrico con líquidos calientes.
Si nada de esto fuera posible, aunque las probabilidades de que el paciente sobreviva son muy bajas, el recalentamiento puede iniciarse en el lugar, luego de aislarlo del medio. El proceso debe hacerse en forma lenta y gradual focalizando el tratamiento en el tronco y órganos vitales utilizando fuentes de calor, como botellas plásticas con agua tibia en su interior, o ropa colocada dentro de bolsas herméticas previamente impregnadas de agua tibia. En un principio deberá evitarse el movimiento o recalentamiento de las extremidades. Cuando el paciente ha elevado su temperatura central por encima de 32ºC puede iniciarse la evacuación.

 

Importante: Ninguna persona que es encontrada en condiciones de haber sufrido hipotermia debe ser considerada sin vida, hasta haber sido recalentada.

Reanimación Cardio Pulmonar

Finalmente si fuese necesario recurrir a la RCP hay que tener en cuenta las siguientes pautas básicas:

Primero tendremos que encontrar el pulso a la victima, lo que deberá evaluarse durante un tiempo de dos a tres minutos.

Si existe pulso, por lento que fuera no debe iniciarse RCP por el alto riesgo de fibrilación ventricular. Si el pulso es inexistente o desaparece, se aplicará el protocolo AHA.  Los beneficios de la maniobra son limitados por lo que solo se iniciarán si no representa un riesgo para el grupo de rescate o si no demora la evacuación.Si se dispone de desfibrilador, éste no será efectivo si el paciente presenta temperaturas inferiores a los 32ºC, por lo que deberá ser recalentado previamente.

Medios para protegernos del frío.

Además de lo anteriormente visto, tenemos que tener en cuenta:

Gorro: evita la pérdida de calor por la cabeza (la mayor parte del calor corporal se pierde por la cabeza).

Barrera impermeable: (nylon)

1- Evita la pérdida de calor por evaporación (sudoración).

2- Evita la pérdida de calor por convección (viento).

Aislante: evita la pérdida de calor por radiación (bolsas de dormir). Depende del tipo de bolsa a utilizar se pueden usar 1 o 2 bolsas, en este último caso se invierten los cierres.

Colchonetas: evitan la pérdida de calor por conducción (contacto con superficies frías)

Fuentes de calor externo: aumentan la temperatura dentro del empaque. Botellas que contengan agua caliente, evitar el contacto directo.

Para los búhos: navegación nocturna

La navegación nocturna

Barco navegando por la noche

Barco navegando por la noche

Cuando se hace de noche en la mar, nuestros sentidos parecen agudizarse: creemos ver y escuchar elementos extraños. Esto se une a esa típica sensación de nerviosismo que solemos experimentar cuando nos encontramos en una situación que somos incapaces de dominar.
En nuestra vida cotidiana no estamos acostumbrados a la oscuridad, por lo que navegar durante la noche puede convertirse en una experiencia diferente, al tiempo que apasionante. Comprobaremos como nos vamos haciendo a una situación en principio extraña: la visión se acomoda y entonces la noche no parece tan oscura como nos la temíamos.

Nuestro sentido de la vista nos ofrece la posibilidad de percibir fuentes luminosas enormemente débiles, que no lograríamos ver a la luz del día. Pero para lograrlo debemos dar a nuestros ojos un periodo de adaptación, que durará aproximadamente tres cuartos de hora.

La visión se acostumbra a la oscuridad y entonces debemos tener cuidado, ya que cualquier destello, incluso si es moderado, puede reducir enormemente nuestra capacidad visual, llegando a suprimirla del todo: se trata del efecto del deslumbramiento. Éste anula durante unos instantes toda percepción de reflejos. Para evitarlo es recomendable no utilizar luces violentas en cubierta.

Además, durante la noche estamos expuestos a una serie de defectos que pueden producirse en nuestra vista, y que debemos conocer:

  • Presbicia nocturna: consiste en la visión borrosa de los objetos que tenemos cerca y puede estar acompañada de cansancio ocular.
  • Miopía nocturna: de lejos podremos ver las luces amarillas muy claramente, si bien luces de otros colores como azules o verdes aparecerán borrosas. Por la noche la pupila se dilata, lo que hace que el cristalino se ilumine y esto puede producir aberraciones visuales. Además los miopes pueden comprobar como este problema se les agrava durante la noche.
  • La zona ciega: es el principal defecto de la visión nocturna y consiste en la existencia de una zona totalmente ciega centrada en el campo visual que varía en función de cada persona entre 1 y 5 grados y que provoca que la mejor agudeza visual se obtenga en la zona situada próxima a donde fijamos la vista.

Para mejorar al máximo la visión nocturna se tiene que tener en cuenta:

  • Dudar de los colores que percibe.
  • Utilizar luces de color rojo para iluminar dentro del barco.
  • No mirar directamente el objeto que desea observar.
  • Antes de relevar a un vigilante, la persona que lo hace deberá haberse acostumbrado a la oscuridad durante al menos un cuarto de hora.

Además de la vista, otros sentidos como el del oído y el del olfato, se agudizan durante nuestras travesías nocturnas. Esto ocurre como reacción de nuestro organismo, que trata de compensar los fallos que produce la visión.

Por la noche en el mar se puede ver mucho más de lo que pensamos. El mar esta oscuro y distinguir una luz es bastante fácil, pero cuando miramos la tierra (con núcleos urbanos) veremos que esta llena de luces. Por eso debemos tener muy clara las aproximaciones a tierra por la noche (GPS, derroteros, cartas, VHF,…) para poder distinguirlas y no tener ningún percance.

Material para navegar por la noche

1.- Iluminación interior:

Luces halógenas o fluorescentes.

2.- Iluminación exterior:

De noche se hace enormemente importante iluminar correctamente el barco para que pueda ser visto desde otros puntos. Cuanto más pequeño sea un barco menos debe pasar desapercibido.

Los medios “ordinarios” para señalizar la presencia de una embarcación son las luces del barco y el radar; mientras que los “extraordinarios” son las señales de socorro, que deberán invitar a los otros barcos a acercarse para prestar ayuda.

Resumen de las luces más importantes:

  • Barcos de más de 20 metros: las luces exigidas deberán llevarlas en tres focos diferentes.
  • Luz roja a babor.
  • Luz verde a estribor.
  • Luz blanca en popa.
  • Barcos de menos de 20 metros: mismas luces, pero se permite utilizar el mismo foco que puede colocarse en lo alto del palo.
  • Barcos de menos de 7 metros: no están obligados a exhibir luces de color, si bien deberán llevar una luz blanca en el tope del palo; o bien disponer de una luz móvil que deberán mostrar para advertir de su presencia.
  • Barcos superiores a 7 metros: si están fondeados deberán exhibir una luz blanca.

3.- El compás de navegación:

Debe tener una iluminación suave por eso se utilizan bombillas de color rojo y de baja potencia.
Nunca se ilumina el compás con una linterna ya que las pilas pueden tener efectos magnéticos, lo que haría que el compás nos ofreciera datos incorrectos.

4.- Material de seguridad específico:

Individual

  • Chaleco Salvavidas.
  • Arnés y cinturón de seguridad.
  • Ropa flotante.
  • Linterna.
  • Silbato.

Colectivo

  • Lancha o aro salvavidas.
  • Luz flotante.
  • Baliza, para señalizar correctamente nuestra posición.

Cómo maniobrar durante la noche

Las maniobras que se realizan durante la noche no son en sí mismas diferentes a las que podemos realizar a lo largo del día; pero exigen una mayor destreza y concentración dadas las condiciones en que deben realizarse; ya que un pequeño error puede acabar como un gran desastre.

Existen además unos momentos de la noche especialmente peligrosos:

  • En las embarcaciones en las que se realicen cambios de guardia: durante estos cambios, los puestos de mando pueden verse desatendidos por momentos (por las prisas de la persona que sale de guardia y la lentitud del que tiene que incorporarse).
  • El amanecer: donde el cansancio, el frío, los desayunos… hacen que la persona que se encuentra de guardia no esté en la mejor forma para hacer frente a problemas.

Para evitar complicaciones en sus maniobras durante la noche es bueno tener en cuenta:

  • Antes de que se vaya la luz, comprobar que todo el material del barco se encuentra en su sitio y en perfecto estado.
  • En el relevo de guardia, explicar correctamente las diferentes iniciativas que haya tomado durante su guardia.
  • Es mejor solicitar ayuda a las personas que se encuentran durmiendo que cometer temeridades por querer hacer las cosas solo.
  • Linternas: deslumbran (usarlas lo menos posible).

II RUTA DE LOS FAROS

FARO: Torre alta en las costas, con un foco muy potente en la parte superior para guiar a los navegantes durante la noche.

II RUTA DE LOS FAROS

Navegación a vela por la costa blanca, utilizando las artes de los antiguos marinos: los derroteros, libros de faros, cartas náuticas, compás de marcaciones …

Afianza tus conocimientos adquiridos en las titulaciones náuticas y descubre la verdadera forma de navegar, a la antigua usanza.

Salida organizada para CEN TAGOMAGO.

LA PRIMERA AVENTURA

 

 

Un clásico – BOG11…

Ya está aquí la aventura más divertida de la temporada

El bogavante te espera...

Del 22 al 26 de Junio


Aún no sabes en qué consiste esta singular singladura?

No pierdas tiempo y descubre aquí sus detalles, estas listo?

L@s buscadores del Bog10

Vídeo Ruta de los Faros.- C.E.N. Tagomago – Velas y Viento

Gran fin de semana con la compañía de los alumnos del Centro de Estudios Náuticos Tagomago en la…

IRuta de los FAROS.

Aquí esta el video que relata la gran experiencia vivida:

Gracias a tod@s los asistentes por el gran trabajo en equipo que han realizado y los buenos momentos vividos, nos vemos en la segunda edición el próximo año.

 

1ª Ruta de los Faros. Ecuentro Alumnos C.E.N Tagomago

Una salida que no te puedes perder!!!

Evento promovido por el Centro de Estudios Náuticos Tagomago y creado para todos sus alumnos por VelasyViento.

CEN Tagomago es una referencia desde hace 10 años en la enseñanza de las Titulaciones de Recreo en la Zona Noroeste de Madrid para tod@s los navegantes que han querido y quieren descubrir la pasión por la navegación deportiva.

Dicha referencia esta representada en uno de los signos más característicos de este importante centro homologado de estudios… los Faros.

Logo: Totesapena.com

La luz de los Faros, como bien todos sabéis, ayuda a los marineros en la navegación y en la mayoría de los casos a llegar a buen puerto.

Basándonos en la luz de este conocimiento surge esta iniciativa para guiar hasta el mar a tod@s aquellos alumnos y compañeros de CEN Tagomago.

 

Ruta de los Faros Ruta de los Faros

Nos puede pasar a cualquiera…

Miércoles 9 de febrero 2011 sobre las 17:30 volvemos a puerto después de unas clases a vela.

Al final de las rotas (Denia) se encuentra un barco ciñendo rumbo al final al cabo de San Antonio (aprox. 2 millas de la bocana del puerto y una milla de nuestro barco), 18 kts de SO típico térmico de la zona más corriente del verano que de estas fechas, pero el tiempo esta loco últimamente.

Hasta aquí todo normal,  salvo porque se aprecia que la baluma del genova de nuestros vecinos flamea demasiado. Puede que este intentando aproarse para rizar, alguna que otra racha entra fuerte llegando a los 25kts. En esa zona pegada a la Torre del Gerro se encañona el viento por el cortado de las montañas y se puede volver muy peligroso si te pilla desprevenido y pasado de trapo.

Pasa todo muy rápido, demasiado rápido diría yo, algo cambia drásticamente en el horizonte, miramos hacia el barco y se ve algo que no nos encaja… le falta algo.

Se les ha caído el mástil en un abrir y cerrar de ojos. Pufff  menuda papeleta.

Se darían cuenta que tenían un problema y por eso tenían flameando el genova?? o les ha pillado desprevenidos la rotura??. Si es así se puede estar preparado y tener un procedimiento para solucionar dicha avería en un corto espacio de tiempo y poder salir del paso como se pueda??

Muchas preguntas, para tan poco tiempo de reacción.

Lo único que pienso es si estará bien la tripulación?, habrá causado alguna vía de agua el mástil? Pueden pedir auxilio sin poder usar la VHF?, tendrán cobertura de teléfono móvil?.

Quitamos velas y ponemos rumbo directo al siniestro. La tripulación parece estar bien, mantienen la calma, pero totalmente a la deriva. Tienen todo el aparejo en el agua (velas, palo, cables, cabos…) si ponen el motor puede que lo enganchen con la hélice, la única solución es remolque o desarbolar del todo.

Lo más sencillo es dar un cabo y dar remolque, poner rumbo a puerto a la minima velocidad posible que permita gobierno.  Extremamos las precauciones al acercarnos a la otra embarcación, podemos quedar enganchado en el aparejo que se encuentra flotando.

El barco siniestrado (unos 10 m eslora)  y su aparejo forman una gran resistencia convirtiéndose en una ancla de capa enorme. Es difícil maniobrar pero anticipándose a la maniobra es posible. Tenemos que calcular la deriva para la entrada en el puerto no terminar en el espigón del puerto ambos veleros.

Llegamos a las 19:00HRB a la gasolinera para dejar el barco a los marineros y que puedan proceder a su amarre en la gasolinera o muelle de espera. El palo toca en el fondo, y no se puede mover de donde lo dejamos.

Al día siguiente iría la grúa, a sacar el aparejo roto y retratar la gran experiencia vivida por sus tripulantes.

Porque ha pasado esto??

Exceso de velamen?? Algún obenque en mal estado?? Excesiva corrosión en los herrajes?? Sobretensión en el backstay??

Pueden ser tantos factores o un poco de todos ellos que no se sabe exactamente la causa de porque un mástil rompe en unas condiciones de viento medio y sin apenas oleaje.

Lo único que se puede decir es la importancia del mantenimiento de todos los elementos del barco, en este caso el mástil y su jarcia firme y tener en cuenta (entrenar) que cualquier cosa nos puede ocurrir cuando salimos a navegar…

Tú que harias en esta situacion ? … déjanos tu comentario al respecto.